Protección de órganos y estructuras sensibles de la cabeza: Gorro Plomado

Los profesionales que realizan procedimientos intervencionistas probablemente protegen la mayor parte de su cuerpo con un delantal protector, un protector tiroideo y gafas plomadas. Este trio constituye el conjunto base con el que todo profesional debe contar a la hora de realizar los procedimientos.

Sin embargo, si el equipo radiológico que utilizan no cuenta con pantallas suspendidas plomadas para proteger el tronco superior del profesional, su cabeza está expuesta a radiación y con ello, un órgano sumamente importante: el cerebro.

La posición de trabajo estándar del operador coloca su lado izquierdo de la cabeza más cerca de la radiación dispersa proveniente del paciente.

Dadas estas características de la práctica, el lado izquierdo del cerebro está expuesto a una dosis de radiación más alta que el lado derecho.

Actualmente, con la introducción de materiales más livianos y flexibles, las prendas protectoras han reducido su peso y ganado en comodidad para el personal, lo que ha impactado en el aumento de las horas de uso de los elementos de protección personal. Gracias a esta evolución en la constitución del material podemos implementar una protección más integral y cómoda.

En ese sentido, la protección de la cabeza del personal que realiza procedimientos intervencionistas, es considerada una buena práctica para reducir los efectos de la exposición a la radiación ionizante, sin que signifique incomodidad o fatiga.

En MKS hemos diseñado un producto buscando el equilibrio entre la protección y la comodidad, combinando la experiencia del usuario y el conocimiento de nuestros especialistas.

Te lo queremos presentar para que lo aproveches!

 

Ref.

https://evtoday.com/articles/2016-aug/radiation-and-your-brain

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp