#Coronavirus “El aporte de los servicios de diagnóstico por imágenes”

Marzo 11 , 2021

Es muy frecuente que nos pregunten acerca de la vida útil de un Elemento de Protección Personal (EPP). A veces la consulta es acerca del “vencimiento”, otras veces nos preguntan por su “durabilidad”.

¿Cuando llega el momento para reemplazarlos?

Todo material elástico pierde esa característica con el correr del tiempo, resecándose para finalmente agrietarse. En el caso de un elemento cuya función es la de atenuar radiación incidente esto significa una la pérdida de su aptitud. En general, podemos afirmar que el desgaste de estos Elementos de PRotección Personal (EPP) es muy variable, dependiendo de su frecuencia de uso, cuidados y almacenamiento, y en gran medida del tipo de material utilizado para su fabricación. Actualmente se comercializan Elementos de Protección fabricados con caucho natural plomado y otros fabricados con polímeros sintéticos. Comúnmente se confunde ambos materiales llamándolos por el término genérico de “gomas plomadas”, pero la realidad es que son muy distintos: el caucho natural se degrada más rápidamente.

Nuestros productos están confeccionados con polímeros sintéticos (plomados o sin plomo), y no con caucho natural. El material que utilizamos en nuestros productos es superior al caucho natural en todo aspecto:
● Tiene una mayor resistencia al envejecimiento y a la fatiga mecánica, ofreciendo una mayor vida útil y una menor sensibilidad a las condiciones de almacenamiento.
● Tiene una mayor flexibilidad y un menor peso, brindando mayor comodidad sin resignar protección.
● Tiene una mejor homogeneidad de blindaje en toda su superficie, garantizando la atenuación prevista.
● Es fabricado bajo estándares europeos por Kemmetech, líder mundial en la producción de polímeros flexibles para industrias especializadas. ● Cuenta con certificación de blindaje de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC 61331-1:2014 Determination of attenuation properties of materials for protective devices against diagnostic medical X-radiation).

Sobre la identificación de los EPP
Con el fin de posibilitar establecer la antigüedad del producto de manera individualizada todos nuestros productos cuentan con su correspondiente número de identificación, fecha de fabricación y de vencimiento en su etiqueta. Teniendo en cuenta la calidad de nuestros materiales, la fecha de vencimiento pasará a depender principalmente de parámetros relativos al uso y almacenamiento de las protecciones, entendiéndose así como un plazo de caducidad razonable y no de manera taxativa.
Generalmente la fecha de vencimiento para nuestros productos está establecida a los 5 años desde su fecha de fabricación. La Evaluación Periódica de Aptitud es esencial para la seguridad de sus prácticas radiológicas. Dicha evaluación comprende los siguientes aspectos:
● Evaluación de blindaje:
○ Atenuación: referirse a la certificación por parte del fabricante o proveedor (Norma IEC 61331-1 o equivalente) indicada en la etiqueta de identificación del elemento.
○ Integridad y homogeneidad: este es un control simple que puede realizarse en el Servicio, mediante una exploración fluoroscópica del elemento en busca de grietas, perforaciones, y falta de homogeneidad evidentes.
● Evaluación funcional: aunque el material blindante interno esté en buenas condiciones, roturas en la cubierta o en los anclajes de las piezas pueden dejarlo fuera de uso. Además, un elemento de protección en mal estado será difícil de higienizar (aumentando el riesgo biológico) y tenderá a no ser utilizado por su usuario.
● Inspección de Fecha de Vencimiento: entendiéndose así como un plazo de caducidad razonable y no de manera taxativa.
● Evaluación estética: este aspecto es muy variable, pero en contextos donde se privilegie exhibir una imagen de profesionalismo, será muy relevante por ser parte de la imagen del radiólogo y de la institución a la que representa. Los resultados de la evaluación de cada uno de los puntos mencionados deberá entonces ser documentada, con el fin de ser presentada ante el requerimiento de las autoridades competentes (Ministerio de Salud o Superintendencia de Riesgos del Trabajo), o bien de organismos de acreditación como la Joint Comission International. Si llegó la hora de reemplazarlos, contáctenos!

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp